Se denomina artritis, tanto en humanos como en perros y gatos, a una serie de cambios irregulares que se producen en las articulaciones. Existen diferentes tipos de artritis, por lo que suele ser común que nuestro perro o gato padezca alguno de ellos a lo largo de su vida. Es una enfermedad progresiva, que se caracteriza por la inflamación de las articulaciones. Con el paso del tiempo deriva en falta de movilidad por rigidez de las mismas.

Seguir Leyendo


Por desgracia, son muchos los perros y gatos que se asustan con los sonidos fuertes: tormentas, petardos, la lavadora cuando centrifuga… Lamentablemente, vivimos en una sociedad cada vez más plagada de ruidos atronadores, cláxones, gritos y celebraciones plagadas de fuegos artificiales. La actitud de un perro o gato temeroso de los ruidos suele ser muy frustrante para los dueños. Y, a menudo, difícil de eliminar por completo.

Seguir Leyendo