Aunque en muchos estados de Norteamérica el consumo de cannabis medicinal y recreacional está permitido, el estatus legal del CBD no está propiamente establecido en todo el país. Para estudiar su aprobación, una de las medidas que la FDA (Food & Drugs Administration) decidió llevar a cabo, fue la de abrir un buzón público, dónde la gente pudiese escribir, relatando sus experiencias con los cannabinoides. De esta forma, consiguen información de primera mano de los efectos del CBD, tanto de su consumo humano, como de su uso en animales. ¡Lo cual nos parece una idea estupenda!

Seguir Leyendo