CBD para consumo humano en mascotas

MimascotaCBD-perro-disfrazado-humano

Si has llegado hasta aquí, y estás leyendo esto, significa que alguna vez te has preguntado:
¿Puedo compartir mi aceite de CBD para consumo humano con mi perro?

En realidad, existen más posibilidades de que sea tu gato o tu perro el que pueda compartir su aceite contigo.

Cada vez hay más gente que usa concentrados de CBD para estabilizar su salud de forma natural. Una gran parte de ellos, cuando se sienten bien con el consumo de estos suplementos, desean compartir su descubrimiento y animan a familiares y amigos a seguir sus pasos. Muchos, viven con perros y gatos con los que, en algunos casos, comparten dolencias tales como artritis, dermatitis, ansiedad… Y a menudo se preguntan: “si a mi me funciona… ¿funcionará también con él?

Vigila la concentración del aceite (sobre todo si tienes CBD para consumo humano)

Es lo primero a considerar. Los miligramos de CBD que contiene el aceite y los mililitros en los que está diluido. Esta proporción es lo más importante a tener en cuenta. Debido a la diferencia de peso, las cantidades de CBD que puede metabolizar un perro o gato son bastante más pequeñas que las que podamos metabolizar los humanos. No se debería usar un aceite de concentración superior a 4% en gatos o perros de menos de 10 kg. Para perros hasta 30 kg, del 4 al 6%. Hasta el 8% en perros más grandes y activos.

Recuerda que una cantidad excesiva de CBD puede resultar contraproducente y resultar en falta de actividad y somnolencia.

También hay que tener en cuenta el THC. En los aceites para consumo humano de amplio espectro suele estar presente en mayor proporción. En los aceites para gatos y perros, no se aconseja que sea superior al 0.05%.

Hay que prestar especial atención a los ingredientes de los preparados para consumo humano. Muchos incluyen saborizantes que no son apropiados para los animales. Algunos incluso contienen xilitol, que resulta extremadamente peligroso para perros y gatos.

Siempre es recomendable elegir una concentración baja. Así tenemos la posibilidad de aplicar desde las dosis más pequeñas e ir subiendo paulatinamente hasta dar con la cantidad adecuada para nuestro peludo.

El aceite portador también cuenta

El tercer factor a tener en cuenta es el tipo de aceite portador. Los aceites de CBD para mascotas, suelen diluirse en aceites en aceites neutros (MCT) o de pescado, con el fin, éste último, de suavizar el sabor fuerte del preparado y añadir ácidos grasos extra.

También pueden encontrarse galletas y snacks preparados especialmente para perros. Suelen fabricarse con harinas sin gluten y otros ingredientes naturales activos como cúrcuma o canela. Sin azúcar, y con la proporción de CBD adecuada para ellos, son una alternativa estupenda a los aceites y tinturas convencionales.

Si buscas asesoramiento antes de elegir un aceite o snack de CBD para tu perro o gato, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

Visita nuestra tienda y descubre todas las posibilidades que te ofrecen las mejores marcas de CBD del mercado.

Compartir post