Cannabis para mascotas: THC en animales ¿sí o no?

CBD y THC en animales

El Tetrahidrocannabidiol o THC es el único cannabinoide psicoactivo entre todos los componentes del cannabis. Normalmente se encuentra en mayor proporción en la planta que el resto de cannabinoides. Pero ¿cómo actúa el THC en animales?

Hasta el boom del cannabis medicinal, las genéticas destinadas al cannabis recreativo se trabajaban buscando la mayor concentración de THC posible, seguramente descartando aquellas donde no se conseguía ese efecto deseado. La concentración media de THC en las genéticas para uso recreativo suelen variar entre 15% y 20%, aunque algunas de las nuevas genéticas que llegan de Estados Unidos superen con mucha facilidad el 20%.

A partir de las primeras confirmaciones de las propiedades beneficiosas de los cannabinoides, y sobre todo a partir de 2004 se comenzaron a trabajar genéticas que también tuvieran altos contenidos de CBD,conocidas como CBD Rich. Hoy en día, no hay catálogo de semillas que no incluya en su oferta todo tipo de genéticas de cannabis con concentraciones de CBD entre el 5% y el 15%, y ratios de THC/CBD de 1:1 y 1:2.

EL THC Y EL EFECTO SÉQUITO

No todos los receptores cannabinoides (CB) reaccionan igual a cada componente del cannabis (cannabinoides, terpenos, flavonoides…). Tampoco su respuesta es la misma ante la presencia de un mismo cannabinoide. Cuando el preparado de CBD viene acompañado de otros cannabinoides, se produce el Efecto Séquito.

MimascotaCBD-THC-moleculas-CBD-THC

El Efecto Séquito consiste en la sinergia que surge de la combinación de varios cannabinoides. Dicha sinergia implementa las respuestas de los receptores CB, logrando mayor impacto en la homeostasis del organismo. Esto no se consigue con concentrados de CBD aislado (CBD isolated).

Se está estudiando la importancia del THC en el Efecto Séquito. Se ha considerado que, en ciertas dolencias, más relacionadas con el funcionamiento del CB1, el THC juega un papel imprescindible a la hora de llegar más lejos en los efectos homeostáticos del cannabis.

PERROS, GATOS Y THC

El THC en humanos es tóxico, pero hasta cierto punto. No se han detectado casos de muerte por sobredosis de THC. Pero… ¿Es igual para los animales?

La respuesta es no. El consumo de dosis medias y altas en perros y gatos es mucho más tóxico que en humanos, y puede resultar en daños neuronales a corto plazo. En cuanto a los efectos de una sobredosis, encontramos informaciones contradictorias. Por un lado, encontramos veterinarios que aseguran que no puede producir la muerte. Por otro, aseguran que un consumo cercano o mayor a 3.000 mg podría ser letal.

El Sistema Endocannabinoide de los animales, es muy semejante al de los humanos. La diferencia con los perros, por ejemplo, es que se ha encontrado una mayor concentración de receptores CB en su cerebro con respecto a los humanos. Por eso son más susceptibles a la toxicidad del THC.

MimascotaCBD-THC-proporción-CBD-THC

Se ha establecido una norma “general”, por la que los fabricantes de extractos de cannabis de amplio espectro para animales, mantienen una concentración de entre 0.3% y 0.5% de THC. Estos son niveles aceptables, no tóxicos, para nuestros gatos y perros. Pero… ¿podrían concentraciones mayores ser útiles sin ser tóxicas?

Diferentes veterinarios y asociaciones veterinarias cannábicas están tratando actualmente perros y gatos con extractos de concentraciones superiores, siendo la proporción 1:1 entre CBD y THC la que parece estar dando mejores resultados en los casos más complicados. Pero hasta que no haya más estudios al respecto, recomendamos curarse en salud y no salirse de las concentraciones estándar de THC en animales. A no ser que se cuente con la supervisión de un veterinario experto en terapias cannábicas.

¿Y LOS PREPARADOS CASEROS?

Las extracciones caseras, tales como tinturas o infusiones en aceite, pueden ser muy útiles y beneficiosas para el consumo humano. Ya hemos visto antes las concentraciones de THC que suelen contener las semillas de marihuana. También sabemos que existen variedades de semillas que contienen mayor concentración de CBD y menor de THC. No es difícil tener una planta y encontrar recetas y fórmulas para la extracción.

El problema con los animales es que, la única forma de comprobar exactamente la cantidad de CBD, THC y otros cannabinoides, es realizando un test a la extracción. Así que no sabemos exactamente qué cannabinoides contiene nuestro preparado y en qué concentración. Esto dificulta aún más establecer patrones de aplicación y dosis exactas en miligramos. Los test se realizan en laboratorios especializados, aunque también existen kits “caseros”, pero son caros y muchas veces suponen un gasto excesivo.

¡Seguiremos informando!

En nuestra tienda encontrarás productos tópicos de CBD y complementos alimenticios de cáñamo deliciosos y naturales para tu perro o tu gato.

Compartir post