Introducción a los cannabinoides, beneficios y usos

Cannabinoides: breve introducción

La planta del cannabis incluye una gran variedad de compuestos conocidos como cannabinoides. Muchos de éstos cannabinoides son exclusivos del cannabis.  No existe unanimidad a la hora de cuantificar su número (en algunas publicaciones se habla de más de cien) debido al hecho de que muchos aparecen en niveles muy bajos. Ésto dificulta que sean detectados con precisión. 

Los cannabinoides vegetales están hechos a base de ácidos cannabinoides. Los cannabinoides más abundantes en las cepas del cannabis son el THCA y el CBDA, que destacan sobre el resto, que aparece en niveles más bajos. Los principales ácidos cannabinoides incluyen CBGA. Es el compuesto de partida que utilizan las enzimas para producir THCA, CBDA y CBCA. También se han detectado un número igual de compuestos correspondientes a químicas ligeramente más cortas, tales como CBGVA, THCVA, CBDVA y CBCVA. 

  • THCA

    Encontrado en los tricomas, el ácido tetrahidrocannabinólico (THCa) es el precursor ácido del THC, que en realidad existe solo en pequeñas cantidades en la planta viva. THCA, como todos los ácidos cannabinoides, no tiene efectos psicoactivos. Sin embargo, contiene una serie de beneficios sorprendentes. Los estudios indican que THCA muestra propiedades antiinflamatorias, antieméticas y neuroprotectoras.

  • CBDVA

    El ácido cannabidivarínico (CBDVA) es un cannabinoide no psicoactivo que se encuentra en el cannabis que, según los informes, tiene propiedades antiinflamatorias

  • CBDA

    El ácido cannabidiólico (CBDA) es un cannabinoide no psicoactivo. Es la forma ácida o precursora del cannabidiol.

  • CBGA

    Además de ser un precursor del cannabigerol, también es el precursor de un puñado de otros precursores ácidos, incluidos THCA, CBDA y CBCA. Es crucial en la creación de cannabinoides comunes como CBC y THC. Esta es la razón por la cual algunos entusiastas del cannabis se refieren a ella como la “célula madre” del cannabis, dada su naturaleza transformadora.

  • CBGVA

    Al igual que CBGA, CBVA es un bloque de construcción para otros cannabinoides. A través de un proceso de biosíntesis, CBGVA produce ácido tetrahidrocannabivarin carboxílico (THCVA), ácido cannabidivarínico (CBDVA) y ácido cannabicromarínico (CBCVA).

  • CBCA

    CBCA es el predecesor de CBC. Las investigaciones publicadas al respecto indican también propiedades antifúngicas y antibacterianas.

Los ácidos cannabinoides no producen efectos tóxicos como el THC, pero tienen una variedad de propiedades interesantes. Por ejemplo, muchos ácidos cannabinoides tienen propiedades antibióticas o insecticidas. Esto puede estar relacionado con la razón por la cual el cannabis produce estos compuestos: defenderse de las amenazas externas y asegurar su supervivencia.

Cuando los ácidos cannabinoides se exponen a la energía térmica, pierden la parte “A” y se convierten en cannabinoides vegetales neutros. El cannabis sintetiza ácidos cannabinoides descarboxilados, generalmente mediante calor. Después de la descarboxilación, cada uno de los ácidos cannabinoides produce su compuesto cannabinoide correspondiente.

Tipos de Cannabinoides

Cannabinoides principales

THC (Δ9-tetrahidrocannabinol)

Es uno de los cannabinoides dominantes en la planta del cannabis, además de ser el componente psicoactivo. Remarcar también sus posibilidades terapéuticas en combinación con el CBD.

CBD (Cannabidiol)

Otro de los componentes principales del cannabis. El más conocido por sus efectos terapéuticos y beneficiosos para la salud. Entre sus propiedades destacan sus efectos paliativos del dolor crónico, la capacidad de reforzar el sistema autoinmune y de recuperar la homeostasis en el organismo.

CBG (Cannabigerol)

Este cannabinoide actúa como base de todos los demás cannabinoides. El CBG sirve como un bloque de construcción a partir del cual se producen otros cannabinoides como el THC y el CBD, a través de procesos enzimáticos. Tiene también muchos beneficios para la salud.

CBC (Cannabicromenol)

Al igual que el CBD, el CBC no se une muy bien a los receptores CB1 en el cerebro. Sin embargo, el CBC se une a otros receptores que lo convierten en un analgésico eficaz. También tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas, así como posibles efectos antidepresivos.

THCV (Tetrahidrocannabivarin)

El THCV es un primo hermano del THC. Su estructura química es casi idéntica. Pero su proceso de creación es ligeramente diferente, afectando a los mismos receptores de una manera distinta. El THCV es, en realidad, un antagonista de los receptores CB1 y CB2. Se está estudiando para su uso como un supresor del apetito.

CBGV (Cannabigerivarin)

Es un componente del genoma del cannabis. Se clasifica como ácido cannabinoide, y también posee efectos anticonvulsivos. Es otro cannabinoide objeto de estudios clínicos en el desarrollo de fármacos para personas con epilepsia. 

Cannabinoides: Cannabidiol

La percepción del CBD se está transformando. Comenzó siendo un cannabinoide poco conocido, rechazado por la comunidad de cannabis. Ahora se considera un componente nutricional innovador, que podría beneficiar a todos. El conocimiento de los usos y aplicaciones del CBD se construye a medida que más y más personas buscan aprovechar sus efectos.

El CBD se ha convertido en un compuesto muy demandado en los últimos años. En EE.UU. ha tomado por asalto la industria de productos naturales, después de recibir el impulso de la legalización de su uso en algunos estados. Todo esto apoyado por testimonios muy positivos de usuarios y medios.

 

Weed: el documental que lo inició todo

 

El CBD llamó por primera vez la atención del público en un documental de CNN de 2013 llamado Weed. En el documental, ideado por el Dr. Sanjay Gupta, se contaba la historia de la pequeña Charlotte, una niña de Colorado que sufría síndrome de Dravet, una extraña forma de epilepsia. A los cinco años, Charlotte sufría ya unas 300 convulsiones a la semana, poniendo su vida en serio peligro. 

Desesperados, los padres de Charlotte buscaron en el cannabis sus últimas opciones. Conseguir la marihuana medicinal para su hija se convirtió en toda una aventura para ellos. 

MimascotaCBD-cannabinoides-weed-gupta

 

El resultado: los ataques se detuvieron casi por completo después de administrar cannabis con un alto contenido de CBD.   

Desde entonces, los productos derivado del CBD han aparecido en los estantes de las oficinas de los médicos, dispensarios de marihuana medicinal y herbolarios, sin necesidad de receta médica. Su uso se ha extendido por todo el mundo y miles de personas ya lo usan de forma habitual.

Cannabinoides: CBD, complementos sanos y seguros

La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió un informe donde establecía que el uso médico del CBD (cannabidiol) es totalmente seguro y no presenta riesgos para la salud.

Puntos destacados del informe de la OMS sobre el CBD

 

No es adictivo: “CBD no muestra efectos indicativos de abuso o potencial de dependencia“.

Es un tratamiento eficaz:El CBD se ha demostrado como un tratamiento eficaz de la epilepsia en varios ensayos clínicos. También hay evidencia preliminar de que el CBD puede ser un tratamiento útil para otras afecciones médicas “.

Es seguro: “El CBD generalmente se tolera bien. Tiene un buen perfil de seguridad. Aunque pueden aparecer efectos adversos, como resultado de las interacciones entre el CBD y los medicamentos administrados previamente a los pacientes“.

No es psicoactivo: “Tanto en humanos como en animales, se ha demostrado que el CBD tiene efectos muy diferentes a los del THC“.

De hecho, el CBD puede mitigar la intoxicación por THC, si elige tomar un extracto de CBD con alto THC. “Los estudios han demostrado que el CBD puede reducir o antagonizar algunos de los efectos del THC“.

El CBD no es tóxico. 

 

El CDB se considera seguro y no tóxico para humanos y animales mamíferos, incluso en grandes cantidades. Puedes encontrar más información en el documento de investigación titulado “Seguridad y efectos secundarios de cannabidiol”. 

La investigación se originó en el Departamento de Análisis Clínico, Toxicológico y de Ciencias de los Alimentos de la Universidad de São Paulo, Brasil. La revisión de la investigación sugiere que la administración controlada de CBD es segura y no tóxica en humanos y en animales. Según el equipo de investigación, “las altas dosis de hasta 1,500 mg / día de CBD son bien toleradas en humanos“.

El CBD no es psicoactivo

 

Mientras que la marihuana se manipula específicamente para contener tetrahidrocannabinol (THC), el cáñamo contiene naturalmente bajos niveles de THC. 

De hecho, para que el cannabis se considere cáñamo, no debe contener más de 0.3% de THC. En cambio, el cáñamo produce niveles significativos de cannabidiol (CBD). 

El THC se adapta específicamente al receptor CB1 para generar sus efectos psicoactivos. El CBD, por otro lado, interactúa con los receptores endocannabinoides indirectamente y no es psicoactivo. 

El CBD no tiene efectos secundarios

 

Los efectos secundarios que son posibles con el CBD son mínimos y con frecuencia se alivian fácilmente.